OFICIOS TRADICIONALES

vezdemarban.com

 
 

EL BARBERO

 
Se le llama barbero a la persona que tiene por oficio afeitar, embellecer o arreglar la barba de los hombres y por extensión a los peluqueros especializados en el género masculino.
 
En tiempos pasados las barberías eran el segundo santuario de los hombres después de las cantinas, o como un club privado para hombres, donde el servicio se centraba en el corte de pelo, el afeitado y, en casos muy especiales, la limpieza facial, mejor conocida entonces como "el masaje".
 
No se trataba de un lugar donde el hombre iba solo a cortarse el pelo, más bien era un sitio donde conversar "con su barbero de siempre" y con los demás varones que se encontraban en el local, sobre los últimos acontecimientos que se suscitaban en el pueblo; allí se hablaba de toros, de fútbol, de mujeres y del comentario que estuviera en boga en aquel momento; siendo el sábado el día más concurrido de la semana. Tal como lo hacen las mujeres en los salones de belleza.
 
Según nos cuentan, el ambiente dentro de las barberías era mágico. Y desde que la persona entraba, sentía el olor característico de la espuma, que se usaba para afeitar, y de la colonia, que le daba el toque final a la rasurada o afeitada perfecta.
 
El primer y más severo golpe que sufrieron las barberías tradicionales fue por los años 60 y 70 que todo el mundo quería ser hippie. "Los que más iban tras esta moda eran los jóvenes, pero los adultos, también cambiaron sus costumbres sobre el afeitado; por eso muchas barberías quebraron".
 
Aunque se ha perdido bastante la esencia de las barberías, esta profesión vivirá, mientras exista un barbero armado con sus tijeras, peinilla y máquina de afeitar.
 
Este profesional con el paso de los años ha venido a denominarse “peluquero” y el local peluquería, tenido que adaptarse a los nuevos tiempos, siendo un lugar donde los hombres y mujeres siguen acudiendo para cortarse el pelo pero con cita previa concertada, siendo su instancia en el local muy corta.
 
Queremos echar una mirada hacia atrás para recordar con cariño a los últimos barberos del pueblo: Tomás Macías; Pedro Alonso; Eugenio de las Heras; Cesar Pérez y  Emiliano Pérez, que fue el último barbero de Vezdemarbán.
 
La intención con estas líneas escritas, es reconocer y valorar el merito de todos los barberos del municipio que pese a las penurias de aquellos tiempos supieron mantener el oficio, aunque en algunas ocasiones necesitaron trabajar a domicilio o tener que compaginarlo con otros oficios.
 
 
Utensilios de barberia
Utensilios del barbero-1
 
Barbero de Vezdemarbán
Barbero en acción
Barberia tipo
Barberia tipo
Barberia tipo_a
Barberia tipo
Utensilios del barbero de Vezdemarbán
Utensilios del barbero_2
 
Comentario
Es tarea y responsabilidad en las nuevas generaciones, con la ayuda de nuestros mayores , mirar un instante hacia atrás, al pasado, mirar nuestras raíces ancestrales, destacar y valorar los sacrificios, las limitaciones, perseverancia y más ejemplos ricos que dejaron con su trabajo, nuestros viejos barberos y peluqueros.