www.vezdemarban.com

 
 

JUEGO DE CROMOS

 
REQUISITOS:
Un puñado de cromos.
 
OBJETIVO:
Lograr coleccionar la mayor cantidad de cromos al finalizar el juego.
 

JUEGO DE LOS CROMOS

 
 
Juego de los cromos.
 
 
DESARROLLO DEL JUEGO :
 
Los "cromos",  estampillas de colores (dibujos) de tamaño pequeño o mediano coleccionables. Se compraban en láminas troqueladas que se recortaban. Antiguamente era usual decorar las hojas de los cuadernos con este tipo de postalitas. Este tipo de juego era promovido entre las niñas, quienes gustaban de coleccionar postalitas con diversas imágenes y tamaños. Las colecciones son temáticas, siendo comunes las imágenes de animalitos, muñecos, ángeles o flores. Las chicas los guardaban en cajas de hojalata pequeñitas que se podían guardar en el bolsillo.
 
Para jugar, primero se sorteaba quien había de empezar. Normalmente se jugaba de dos en dos, aunque a veces jugaban más.
 
El juego consiste en colocar los cromos sobre una superficie lisa, principalmente el suelo. Cada persona lleva su colección de cromos y en cada ronda aporta un cromo.
Todos los cromos se agrupan y se colocan boca abajo, es decir, con la cara dibujada vuelta hacia el suelo. La persona que inicia el juego golpea rápidamente las estampitas con su mano ligeramente cóncava para crear un vacío y facilitar que los cromos se volteen. Si el cromo se da vuelta pasa a formar parte de su colección, es decir, se gana el cromo. A esta acción se le conoce como "cazar cromos". Una a una las personas tienen su turno para cazar los cromos que pueda. La persona ganadora es la que logre coleccionar la mayor cantidad de cromos al finalizar el juego.
 
Este juego con estampillas o cromos se atribuye más a las niñas; sin embargo, era común antiguamente que los varones coleccionaran estampitas, las cuales intercambiaban con los amigos y las ilustraciones se relacionaban con carros, personajes de las caricaturas, entre otros.
 
Otro modo de jugar era el que se describe como "Al Monto" en el juego de los santo.
 
Las colecciones de cromos se convirtieron durante mucho tiempo en uno de los mayores éxitos editoriales de nuestro país debido a la gran variedad de temas entre los que podemos señalar el histórico, enciclopédico, deportivo, novelístico, documental científico, transporte, en definitiva, todos ellos culturales.